Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

El Salvador: Los millones y "Misterios" de la partida secreta Extraídos de la Presidencia

Presidencia Cristiani sacó $5.5 millones de la partida secreta al cierre de su quinquenio


Un informe de Casa Presidencial enviado a la Fiscalía confirma que la presidencia de Alfredo Cristiani sacó 5.5 millones de dólares en los últimos cinco meses de gestión. El expresidente recibió la porción más grande de ese pastel, del que también se sirvieron el vicepresidente Francisco Merino, el director del OIE y el secretario de Comunicaciones. Cristiani dice que su gobierno utilizó fondos de la partida secreta “para la negociación de los Acuerdos de paz”.


Los expresidentes Armando Calderón Sol, Francisco Flores, Mauricio Funes, Antonio Saca y  
Salvador Sánchez Cerén acumulan  en 23 años casi 1000 millones de dólares en
 gastos secretos. De los cinco presidentes, Funes es el que más gastos 
de este tipo tuvo y hasta la fecha Presidencia no ha transparentado cómo usó estos recursos

En sus últimos 151 días de gestión, la presidencia de Alfredo Cristiani (1989-1994) utilizó 5 millones 539 mil 537 dólares con 41 centavos de la partida de gastos reservados, con lo cual se convierte en la séptima administración a la que se le confirma el uso de la billetera secreta de Casa Presidencial con propósitos y destinos desconocidos. La presidencia Cristiani sacó de esa billetera un promedio de 36 mil 685 dólares diarios al final de su gestión.

La confirmación del uso que le dio a la partida secreta la primera presidencia conquistada por Arena está en un informe de la Unidad Financiera Institucional (UFI) de la Presidencia de la República. Incorporado al expediente judicial donde se acusa al expresidente Antonio Saca (2004-2009) de malversar 301 millones de dólares, el documento detalla montos sustraídos, cantidad de cheques emitidos y nombres de funcionarios a quienes se les asignó dinero con propósitos desconocidos entre enero y mayo de 1994, los últimos meses de Cristiani en el poder.

Alfredo Cristiani gobernó El Salvador entre 1989 y 1994. La información contable sobre la partida secreta durante su adminsitración había permanecido un misterio, hasta que Casa Presidencial encontró en viejos servidores del ministerio de Hacienda información relacionada  a los últimos cinco años del quinquenio. En la imagen, durante las elecciones de abril de 1994. AFP PHOTO | Pedro Ugarte

Además de Alfredo Cristiani, en esos meses la presidencia también emitió cheques a nombre del vicepresidente Francisco Merino (actual diputado del PCN) y dos funcionarios más del gabinete: el director del Organismo de Inteligencia del Estado, Mauricio Sandoval; y el secretario de Comunicaciones, Ernesto Mauricio Altshul.

El expresidente Cristiani y dos de los receptores han dicho a El Faro que el dinero se utilizó para la negociación de los Acuerdos de Paz, el trabajo del Organismo de Inteligencia del Estado y de la Secretaría de Comunicaciones.

Cristiani entra al club de la billetera secreta

Del informe que revela la participación de Alfredo Cristiani en el uso de la partida secreta también se puede extraer este detalle: cada mes, entre enero y mayo de 1994, la Presidencia usó 1 millón 110 mil dólares para fines que no estaba obligada a revelar. El uso discrecional de fondos públicos de la Presidencia no fue una característica exclusiva de la presidencia Cristiani. Esta práctica estaba avalada por las Disposiciones generales del presupuesto, la normativa de 1983 que evoca el exdirector del OIE para negarse a revelar en qué gastó el dinero que recibió en 1994.

José Francisco Merino López, ex vicepresidente de la República (1989-1994). En marzo de 2018
ganó su sexta diputación por el partido PCN. Foto: Cortesía de La Asamblea Legislativa


Un cheque para el vicepresidente Merino

En mayo de 1994, 300 mil colones –unos 34 mil dólares- podían servir para pagarle un mes de salario mínimo a unos 330 empleados del sector comercio. Esa misma cantidad fue la que recibió, en un solo cheque cargado a la partida de gastos reservados, el entonces vicepresidente de la República, Francisco Merino, quien había ganado las elecciones de 1989 como compañero de fórmula de Cristiani. De los 52 cheques que se emitieron cargados en la partida secreta en los últimos meses de su administración, solo un cheque –de fecha 4 de mayo de 1994- salió a nombre de Merino.

Cuatro años después de dejar el Ejecutivo, Merino se salió de Arena y llegó al PCN, partido que lo impulsó a ser el presidente de la Corte de Cuentas, la institución encargada de vigilar el buen uso del dinero público, y que un año antes lo había investigado por unas ventas ilegales. En 2001, fue detenido por conducir ebrio y por disparar a una agente de la PNC. Hoy día Merino es de un selecto club de diputados que tiene un patrimonio superior al millón de dólares.

El ex vicepresidente acaba de ganar su sexta reelección como diputado, función que ostenta desde el 2000. Consultado por El Faro, dijo que no recordaba en qué había gastado ese dinero y dijo que él no era el responsable de explicar en qué lo había gastado.

Ex presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca/ foto: Periódico Sin CortaPisa

El informe que vincula a Cristiani con el uso de discrecional de gastos reservados o secretos ha aparecido en la acusación contra el expresidente Saca. La Fiscalía, ante la pregunta de por qué solo ha procesado en los tribunales a funcionarios de la administración Saca si resulta que también hubo gastos secretos en otros períodos, se ha limitado a decir que sigue investigando. “El caso no está cerrado”, aseguró el fiscal Ricardo Menjívar. Pese a que la Fiscalía ha dicho que “la investigación sigue abierta”, ya no puede pedir juicio penal contra ninguna gestión presidencial anterior a la de Saca, debido a la prescripción de los delitos relativos a la corrupción que contempla el Código Penal. Sin embargo, el experto en temas de transparencia, Jaime López, de la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), señala que la Ley de extinción de dominio sí puede utilizarse en esos casos.

La forma en la que la partida secreta se financiaba se acabó, en teoría, en 2010, cuando la Sala de lo Constitucional declaró ilegal que las instituciones del Estado enviaran los remanentes de los presupuestos a la partida de gastos reservados de la Presidencia. Esa práctica estuvo vigente de 2004 a 2010, según dice la resolución de la Sala. Las administraciones Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén han definido los montos de su billetera secreta en los presupuestos generales de la nación. Sin embargo, ese dinero han podido usarlo sin rendir cuentas.

Fuente e informe completo en : El Faro
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]