Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Cómo maximizar el valor de tu dinero?

Las tres claves en el valor del Dinero

Tres claves para maximizar el valor de tu dinero

Por Andres Cardenal

En temas de mercados e inversiones suele ponerse el foco en las tasas de retorno obtenidas. Sin embargo, cuando se trata de maximizar el valor futuro de nuestro dinero, variables como el tiempo y la tasa de ahorro tienen un impacto mucho mayor de lo que habitualmente se cree.

Las 3 variables clave

Si tomamos como dado el nivel de ingresos, el valor futuro de nuestro dinero dependerá de unas pocas variables fundamentales. La tasa de ahorro, (es decir, el porcentaje de nuestros ingresos que podemos ahorrar e invertir en el mercado), el período de tiempo durante el cual el dinero está invertido, y la tasa de retorno que obtenemos sobre nuestras inversiones.

Podemos asumir la situación de una pareja con ingresos anuales de 100.000 dólares, cuyos ingresos se incrementan un 3% anual a largo plazo. En función de diferentes tasas de retorno, niveles de ahorro y horizontes temporales, puede calcularse el valor futuro del capital.

La tasa de retorno es la variable que más atención acapara generalmente, y afecta considerablemente el monto del capital final.

Si asumimos una tasa de ahorro del 10% de los ingresos y un horizonte temporal de 10 años, podemos ver cómo impactan los retornos en el tiempo. Una tasa de retorno del 4% anual implica un capital final de 136.897 dólares luego de 10 años, mientras que una tasa de retorno del 6% incrementa el monto de capital a 149.991, y una tasa de retorno del 8% implica un monto de 164.601. En este ejemplo puntual, incrementar la tasa de retorno del 4% al 8% anual implica un aumento de más del 20% en el valor futuro del capital.

El impacto de un incremento en los retornos no es para nada despreciable; sin embargo, variables como tiempo y tasa de ahorro pueden tener un efecto de mayor magnitud.

El valor del tiempo

Volviendo al ejemplo inicial, con una tasa de ahorro del 10%, una tasa de retorno del 4% y un horizonte temporal de 10 años, el capital futuro tiene un valor de 136.897 dólares. Manteniendo constantes las demás variables, pero incrementando el horizonte temporal a 15 años, el monto del capital aumenta hasta 243.669 dólares. Es decir, el valor futuro del capital se incrementa en un 78% al agregar cinco años adicionales al horizonte temporal.

Asumiendo una tasa de retorno del 8% al año, el impacto de incrementar el horizonte temporal es incluso mayor. En 10 años de plazo, el valor futuro del capital asciende a 164,601, mientras que en 15 años de plazo podemos contar con un capital de 325,190 dólares. En este caso, el valor futuro del capital se incrementa en un 98%.

El ejemplo demuestra que la importancia del horizonte temporal no debe ser soslayada. Muchos ahorristas en todo el mundo enfrentan hoy en día problemas para financiar su retiro en el futuro. Cuando los niveles de ahorro y las tasas de retorno no son suficientes, una alternativa a considerar es posponer el retiro algunos años para potenciar el impacto del horizonte temporal.

En el mismo sentido, quienes no han comenzado aún a ahorrar e invertir su dinero deberían tener en cuenta el impacto clave del tiempo. No en vano se dice que el tiempo es dinero, y posponer más de lo necesario la implementación de una estrategia de inversión inteligente es uno de los errores más habituales y costosos que suelen cometerse.

Incrementando el ahorro

Podemos volver al ejemplo inicial para medir el impacto de un incremento en la tasa de ahorro. Con una tasa de ahorro del 10% y un horizonte de 10 años, asumiendo un retorno del 4%, terminamos con un monto de capital de 136.897.

Si la tasa de ahorro pasa a ser del 20% sobre los ingresos, el valor del capital futuro asciende a 273.794, el doble del capital inicial. Triplicar la tasa de ahorro hasta llegar al 30% de los ingresos implica triplicar también el valor futuro del capital, en este caso llegando a los 410.692 dólares.

Incrementar nuestros niveles de ahorro no es una solución sencilla desde el punto de vista práctico, ya que implica posponer consumo presente para ahorrar un mayor porcentaje de nuestros ingresos. Por tal motivo, es importante tener en cuenta que el dinero que ahorramos hoy puede significar mayor tranquilidad, libertad y flexibilidad en el futuro. Tener bien en claro porqué y para qué estamos ahorrando puede ser una fuente importante de motivación para llevar adelante una política de ahorro disciplinada y consistente.

Por supuesto que maximizar el retorno de nuestras inversiones tiene un impacto directo sobre el valor futuro de nuestro capital, y existen sólidos motivos para esforzarnos en obtener la mejor combinación posible entre riesgo y retorno. Sin embargo, es muy importante prestar atención a otras variables clave, como la tasa de ahorro y el tiempo durante el cual el dinero trabaja para nosotros en el mercado.

Incrementar la tasa de ahorro y el horizonte temporal tiene un impacto más potente que conseguir unos puntos extra de rentabilidad. Además, la tasa de retorno depende de variables como el contexto general de mercado y otras cuestiones sobre las cuales el inversor no tiene demasiada influencia. En cambio, tenemos un grado de control mucho más importante sobre el nivel de ahorro y el horizonte temporal de nuestras inversiones.

Andres Cardenal es Analista en SaladeInversion.com
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]