Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Nayib Bukele nombra a Milena Mayorga como Nueva Embajadora de El Salvador en Washington


Escrito por José Manuel Ortiz Benítez*
  
El Presidente Nayib Bukele ha decidido poner como Embajadora de El Salvador en Washington a Milena Mayorga, actual diputada del partido ARENA en la Asamblea Legislativa, quien representó a El Salvador en Miss Universo en 1996.

En aquel certamen, Milena con su belleza subió a El Salvador al Top-10, todo un triunfo en el escaparate internacional para un paisito pobre, violento, mal gobernado, desesperado en sobresalir por temas diferentes a la criminalidad, la inseguridad, la corrupción o la emigración brutal hacia el norte.
  
Con una licenciatura en Comunicación Social de la Universidad Carolina Herrera, Milena aprovechó el trampolín de Miss Universo y se hizo presentadora del programa Día a Día del grupo Tele Corporación Salvadoreña (TCS). 

Durante ese tiempo en TCS, Milena ofreció al pueblo salvadoreño actualidad, una actualidad a veces torcida por la línea editorial del grupo de televisión, controlado por su jefe, Boris Eserski, dueño absoluto de TCS.

Más que su talento como periodista, fue su belleza carismática la que conquistó los hogares salvadoreños. Rápidamente Milena se enganchó en el psique nacional y se convirtió en el ícono de la belleza salvadoreña. Apareció en periódicos, revistas, reportajes, en tertulias, en vallas publicitarias, en todos los rincones inimaginables, era el modelo social a seguir del momento. Su popularidad cotidiana y su genuino interés en la política hicieron que ARENA le reservara un “espacio personal” para lanzarse como diputada en las elecciones legislativas de 2018. 
  
En su debut, a pesar de unas imágenes controvertidas donde aparecía  de rodilla “aparentemente” borracha, Milena arrasó en las elecciones legislativas con 56,871 votos, la segunda candidata más votada del partido ARENA por el departamento de San Salvador.
  
En las elecciones presidenciales de 2019, Milena ‘naturalmente’ se volcó por la victoria de su candidato  Carlos Calleja de ARENA y abogó por la derrota del movimiento Nuevas Ideas (NI) de Nayib Bukele, quien aspiraba a la presidencia, bajo un pacto de última hora con el partido GANA. 
  
No fue hasta después de la derrota y de los golpes internos en ARENA cuando Milena empezó a hacer auto-crítica sobre algunos desaciertos de su partido y a acercarse más íntimamente a NI y al presidente Bukele. 

El pleito abierto entre el entonces presidente del COENA, Gustavo López Davidson, y Milena hizo que la diputada se uniera a finales de 2019 al grupo rebelde de ARENA, integrado por los diputados Gustavo Escalante, Arturo Magaña y la diputada Felissa Cristales. 
  
En septiembre de 2020, por su continuada rebeldía contra el partido ARENA, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) informó oficialmente a Milena que no podía ser candidata en las elecciones legislativas de 2021 por ningún partido político, ni siquiera podía optar a una candidatura independiente, todo un shock para Milena, cuya popularidad política podría irse directamente al desperdicio.  

La corta carrera política de Milena parecía llegar a un final trepidante. Solo en apariencia, todo estaba pactado. Una semana después de la notificación formal del TSE, el presidente Nayib Bukele anunciaba que reemplazaba al Embajador Interino de El Salvador en Washington, Matías Romero Guerra, por la diputada de ARENA Carmen Milena Mayorga de Monterrosa,  por considerarla digna y cualificada para representar El Salvador ante Donald Trump en Washington, una ciudad que contiene a cerca de medio millón de salvadoreños y descendientes salvadoreños, muchos de los cuales financiaron la creación de NI y que ahora se oponen al nombramiento de la ex arenera como embajadora por haber luchado en contra de NI durante las elecciones presidenciales de 2019. 
  
Milena Mayorga junto a Donald Trump
“Aquí no ha habido consultas, se nos ha impuesto una enemiga en nuestras filas, una arenera” dice emocionado mi querido y estimado tocayo Don Manuel. “No hay derecho, aquí luchamos por un cambio de verdad y seguimos acuñando más de lo mismo,” concluye el tocayo con su típica tacita de café. 
  
Nada de las quejitas tontas de la Diáspora le interesan al Presidente Bukele, él cree estar en otro nivel. El Presidente Más Cool del Mundo timonea el país más chiquito y complejo del continente para posicionarlo en el Top-10 en la escala mundial, como lo hizo Milena con su belleza en 1996. 
  
La Diáspora muchas veces se escandaliza ante los nombramientos del gobierno. No hay duda que la designación de Milena como embajadora en Washington es un “arreglo entre las partes”. Como la mayoría de los nombramientos del gobierno, el criterio de selección no está basado en habilidades técnicas, experiencia o idoneidad, sino en la amistad, en lealtades personales, en las mismas prebendas políticas de siempre, en el conecte y el compadrazgo, prácticas típicas en países manejados por un pequeño grupo de personas con demasiado poder.

Pero no hay que ruborizarse. En la Diáspora, hay que trabajar, teniendo en cuenta esta cruda realidad, la realidad del dedazo, sin perder de vista "the big picture": el empoderamiento político de la Diáspora.  
  
Esperamos que la nueva embajadora realice un gran papel en beneficio de la gente de El Salvador y que la Diáspora, esta Diáspora trabajadora, esta fuerza bruta remesera, siga luchando por hacer realidad la promesa de los mismos de siempre de darnos voz y representación para mejorar el futuro de El Salvador. 
  
José Manuel Ortiz Benítez es Columnista salvadoreño en Washington DC
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]