Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Los Mismos de Siempre por Luis Reyes


Los mismos de siempre.
Por Luis Reyes

“Los mismos de siempre y devuelvan lo robado” se convirtieron solo en freses de enganche de la política criolla nuestra. Pero, además, fueron slogan para buscar nuestro apoyo el apoyo de miles de salvadoreños y nunca las pusieron en práctica. Y como dice la lectura de Mateo 7:15 en la biblia “Por sus hechos los conoceréis”.

En el mejor momento le dimos el apoyo total a las Nuevas Ideas y a su líder, Nayib Bukele. Pensando que saldríamos del atolladero político en que hemos estado por décadas. Muchos pecamos de ingenuos, pusimos alma, corazón y nuestro valioso tiempo, pensamos que íbamos a superar las malas mañas con este movimiento, que después se convirtió en el Nuevas Ideas.

Sin embargo, los tratos oscuros del pasado siguen en vigencia, iguales o peores que antes. De hecho, son el pan de cada día. Creíamos que esta vez sí veríamos los cambios verdaderos que el pueblo pedía a gritos. Pensamos que la tercera era la vencida.

Pero, lejos de eso, no solamente persisten los viejos resabios; sino que, han empeorado las mismas mañas, los compadrazgos políticos de siempre; los amarres, el trueque entre políticos, las vivianadas, las negociaciones oscuras entre mafias y políticos que han venido haciendo chanchullos en detrimento de la transparencia, la honradez y la esperanza de un mejor futuro para nuestra gente.

Como diáspora estamos sumamente preocupados y sorprendidos por los actos de corrupción enlistados en reportes del actual gobierno; casos que se ventilan a diario y que son borrados ágilmente de la mente de los salvadoreños con sendos despliegues publicitarios, que se pagan con dinero del pueblo y que se ejecutan con la complicidad de sus aliados: periodistas, analistas y políticos oportunistas. Exactamente lo que se criticó en el pasado y en la campaña de GANA-Nuevas Ideas.

Han jugado con la nobleza de nuestro pueblo, que debería ser la base y la razón de ser de un buen gobierno, para generar confianza y armonía en la población. Lejos de eso, estamos más divididos, decepcionados y la transparencia en el manejo de la cosa pública es algo que incomoda. En nuestro país sigue imperando la impunidad en todos los niveles, se manipula la justicia usándola como herramienta política para callar las voces que se atreven a denunciar las malas acciones del gobierno.

Lo peor, es que todas estas negociaciones ilícitas las llevan a cabo a espaldas del pueblo.

Negociar con personajes políticos de cuestionada trayectoria y hasta con un pasado macabro de sobrada sabida, de corrupción, nepotismo e impunidad y presentarlos como socios para las próximas elecciones, es algo que no se puede entender viniendo de un partido que su lema siempre ha sido el rechazo a los mismos de siempre.

Lo menos que puede hacer el líder de Nuevas Ideas y GANA, es explicarles a los salvadoreños de cara a la verdad. Pero claro, que no nos dará una explicación; pues nosotros, el pueblo, seguimos siendo poca cosa, que solo les son útiles en campaña electoral.

Las acciones del ejecutivo, sus funcionarios, sus aliados remunerados, solo han demostrado que nos manipulan en los medios de comunicación oficialistas y en las redes sociales a la fuerza, utilizando gastos publicitarios del Estado, para hacer de una media mentira, una verdad y de una media verdad, una mentira. Es la realidad de esos viejos operadores políticos que siguen vigentes en la actualidad en nuestro país.

Preguntémonos, estimados compatriotas, tanto los que viven en el país, como los salvadoreños que vivimos en el exterior: ¿Quiénes realmente son los mismos de siempre, los que utilizan el hambre, la miseria, las desgracias naturales para beneficios propios y para hacer proselitismo partidario con los bienes del estado?

Es injusto para los salvadoreños, que los que le ofrecieron tanta esperanza nos estén fallando de una forma burda y demagógica. No le fallan a cualquiera, le fallan y traicionan a un pueblo noble y trabajador que un día confió en un discurso esperanzador y lleno de promesas, mientras se pactaban arreglos por debajo de la mesa para llegar al al gobierno para beneficiarse ellos mismos, a su parentela, a su cheradas y sus compadres.

Pero tengan mucho cuidado, que Dios lo ve todo, no se crean mucho y menos se embriaguen con el poder. Recuerden que el Dios que invocan a diario, al que le rezan para violentar la confianza de los salvadoreños, pone y quita reyes.

No se confundan, que los salvadoreños dejamos de ser tontos. Y si les dimos el voto de confianza, igual daremos pasos firmes para denunciar el mal proceder de los que se supone, son los veladores del bienestar del pueblo y de los bienes públicos.

Dios, Unión, Libertad.

Luis Reyes es empresario salvadoreño en Washington. 

Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]