Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

El Salvador: Informe mensual noviembre del 2012

December 3, 2012 | Linda Garret

Resumen

La reelección del Presidente Barack Obama representó un alivio para los salvadoreños, puesto que ello significa que continuará la alianza estratégica entre las administraciones de ambos países. El Presidente Funes afirmó que está “complacido. Así daremos continuidad a los programas que estamos desarrollando”. Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores expresó la esperanza del gobierno salvadoreño de que el Presidente Obama centrará su atención en “el tema de una reforma migratoria integral” a partir de enero.

Decenas de miles de integrantes del FMLN asistieron a la Convención Nacional del partido, celebrada el 11 de noviembre, a fin de respaldar la fórmula presidencial del 2014. Aparentemente, el partido gobernante ha logrado unificarse en torno a los candidatos Salvador Sánchez Cerén y Óscar Ortiz. Mientras tanto, ARENA está enfrentando serias repercusiones de los desacuerdos surgidos en torno al candidato presidencial escogido, Norman Quijano, lo cual incluye la deserción de 4 de sus 33 diputados en la Asamblea Legislativa.

La crisis de ARENA ha complicado más las labores del órgano legislativo, el cual ya presentaba disfuncionalidades. Todavía se debe llegar a un acuerdo sobre el puesto de Fiscal General, vacante desde mediados de setiembre. El Fiscal General Adjunto ocupó el cargo de forma temporal, pero renunció después de un mes, aparentemente por motivos de enfermedad y actualmente lo ejerce el Auditor Fiscal. En reiteradas ocasiones, la Embajadora de los Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, ha instado a un acuerdo, pero no se prevé que se logre una determinación hasta finales de año. Mientras tanto, Gabriela Knaul, representante de la ONU, criticó fuertemente la conducta de la Asamblea Legislativa durante la crisis constitucional el verano pasado, e hizo un llamado a la garantía de la independencia y la transparencia judicial en la selección de los magistrados.

En noviembre del 2011, cuando se nombró a David Munguía Payés como Ministro de Justicia y Seguridad, él prometió que para finales de su primer año lograría una reducción del 30 por ciento en la tasa de homicidios. Ya han transcurrido casi nueve meses desde el inicio de la tregua entre la Mara Salvatrucha y Barrio 18 y el índice de homicidios se ha reducido drásticamente, pasando de 14 a 5,3 asesinatos diarios, lo cual ya supera el porcentaje al que se comprometió el Ministro. A pesar de este avance, todavía persiste la violencia pandillera, al igual que las críticas que siguen cuestionando los orígenes y la legitimidad de la tregua y del propio proceso de paz.

El tramo incompleto y desierto de la autopista conocida como “Boulevard Diego de Holguín” ha servido como metáfora para referirse a la corrupción bajo los gobiernos anteriores. Durante siete años, diversas administraciones sucesivas de ARENA abandonaron la construcción de esta arteria de seis carriles, mientras que funcionarios corruptos de obras públicas se apoderaban de los fondos. El pasado 25 de noviembre, el Presidente Funes por fin inauguró el “Boulevard Monseñor Romero”, concluido finalmente tras un año de intensas labores del Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez. El mandatario denunció la “vergüenza, el abandono y la corrupción” del pasado y afirmó que el nombre de esta vía, en honor al asesinado Arzobispo Óscar Arnulfo Romero, simboliza una nueva forma de hacer negocios: “No más privilegios para unos cuantos, unos pocos… no más favoritismos, no a negocios privados”.

Política

ARENA

¡Judas! ¡Traidores! ¡Vendidos! ¡Basura!

Durante meses, han circulado rumores sobre disputas en el interior de ARENA, lo que incluye cuchicheos y acusaciones de sobornos y corrupción, al igual que la aplicación de juramentos de lealtad dirigidos a evitar la “huida” de los legisladores del partido. Hasta se solicitó a algunos diputados que firmaran pagarés por la suma de $500,000, además de los juramentos de lealtad, a fin de evitar que desertaran del partido. La salida repentina de 12 diputados en octubre del 2009 fue un duro golpe para la unidad y la moral del partido. A éstos le siguió la deserción de dos diputados más, los cuales poco tiempo después formaron el partido de centroderecha denominado GANA. Si bien ARENA logró recuperarse lo suficiente para superar al FMLN en las elecciones legislativas de marzo del 2012 (33-31), esta victoria duró muy poco.

El 8 de noviembre, el liderazgo de ARENA se conmocionó por segunda vez en tres años debido a la “traición” de otro grupo de diputados, esta vez durante una votación crucial sobre el presupuesto nacional del 2013, al cual se oponía este partido. El presupuesto fue aprobado, puesto que 4 de los 33 diputados de ARENA votaron a favor, junto con el bloque de partidos del FMLN. A medida que se mostraban los resultados en los tableros electrónicos de votación, la plenaria irrumpió en abucheos, silbidos y amenazas, y se escucharon gritos de “Judas”, “vendidos” y “traidores”. Donato Vaquerano, diputado de ARENA, acusó a los cuatro hombres de ser vendidos y de haber recibido sobornos del “hombre del maletín negro”. El legislador exclamó que esta es “una traición al país… al pueblo salvadoreño… a los votantes”. Mientras los diputados de GANA rodeaban y escoltaban a los cuatro disidentes para que pudieran salir de forma segura de la cámara legislativa, los 29 diputados restantes de ARENA se pusieron de pie y entonaron el himno del partido, el cual incluye la letra siguiente: “El Salvador será la tumba de los rojos”.

Votación final: 54 afirmativos, 29 negativos, y 1 abstención. Foto: La Página

Se expulsó de inmediato a los cuatro disidentes. Según se afirma, se registraron sus oficinas legislativas, el contenido de éstas se dispersó en las calles, se arrancaron de las puertas las placas con sus nombres y se les canceló su permiso de estacionamiento. Posteriormente, el ex Presidente Alfredo Cristiani negó que ARENA estuviera en crisis y afirmó que la determinación de abandonar el partido se debió “simplemente a que unas personas de manera individual toman una decisión por x o y razón”.

Ahora tres de los cuatro legisladores se han autoproclamado independientes, pero se prevé que se afilien a GANA.

El cuarto diputado, un coronel retirado y eterno rebelde, Sigifredo Ochoa Pérez (muy bien conocido por su desobediencia como oficial militar, como diplomático y ahora como diputado), anunció de inmediato su afiliación al “Partido Salvadoreño Progresista”, de reciente creación y, según se dice, compuesto por oficiales militares tanto en servicio activo como retirados, el cual ha afirmado que representa a 350,000 veteranos.

“Yo me voy a ir cuando yo quiera”

Ex Presidente Alfredo Cristiani

“La clase política ha perdido totalmente su brújula”

Ex Presidente Armando Calderón Sol

Inicialmente, Alfredo Cristiani se retiró de cualquier función política pública al final de su período presidencial (1989-94), pero en el 2009 decidió regresar a la dirigencia de ARENA como jefe de su Comité Ejecutivo (COENA), después que el partido perdiera el poder que había detentado durante 20 años. Poco tiempo después, Cristiani enfrentó la “traición” de los 12 diputados disidentes. Bajo su liderazgo, ARENA se recuperó y obtuvo importantes victorias legislativas y municipales en marzo del 2012, pero la batalla en torno a la determinación del próximo candidato presidencial ha dividido al partido.

Durante mucho tiempo, la relación entre el ex Presidente Cristiani y Armando Calderón Sol, su sucesor como Jefe Ejecutivo de la nación, ha sido tirante y cada uno cuenta con su propio grupo de aliados dentro de la dirigencia. Entre los dos ex mandatarios existe un fuerte desacuerdo sobre la idoneidad de Norman Quijano como candidato presidencial de ARENA. Éste recibe el respaldo de Calderón Sol, quien ahora también insiste en que Quijano debe reemplazar a Cristiani como jefe del COENA. Según los tres diputados disidentes, Cristiani está enfrentando una serie de ataques. Uno de ellos explicó que “ya pidieron su cabeza” y sugirió que ya se ha manifestado la guerra de “revancha” en el partido, lo cual ha repercutido en sus miembros y en los funcionarios electos en todo el país.

La ex Vicepresidenta y actual diputada Ana Vilma de Escobar insistió en que el partido debe experimentar reformas, pero según lo afirmó Cristiani “no tiene la capacidad para realizar los cambios internos que el país necesita”. Al respecto, el diputado Roberto D’Aubuisson, hijo opinó que el ex mandatario “no es indispensable, nadie lo es”.

Por su parte, Calderón Sol afirmó que el FMLN y el gobierno habían “comprado” a los diputados disidentes. El ex mandatario también acusó a la dirigencia del COENA de una gestión inadecuada del problema y predijo que más diputados “corrompibles” podrían dejar el partido al sobornarlos con dinero proveniente del tráfico de drogas: “Todos sabemos que en la política ha entrado el narcotráfico”.

El ex Presidente Cristiani dijo que se irá cuando esté listo para hacerlo, pero está determinado a reformar los estatutos del partido antes de irse. Todos aceptan que se cometieron errores en la selección y la “imposición” de los disidentes como candidatos legislativos por parte del COENA, pero en este momento el gran temor es que otro diputado también pueda dimitir. Esto reviste una gran importancia porque el bloque del FMLN sólo necesita un voto más para lograr la mayoría absoluta. Al insistir que no habrá más deserciones, uno de los dirigentes del partido declaró que “se equivocan si piensan que tendrán al diputado 56. Ahora estamos más cohesionados que nunca”.

A pesar del caos dentro del partido, según la encuesta más reciente de Mitofsky, ARENA todavía aventaja al FMLN con un 38 por ciento en comparación con el 30 por ciento de éste. Asimismo, el 45 por ciento de los encuestados todavía prefiere a Norman Quijano, mientras que Salvador Sánchez Cerén únicamente obtuvo un 20 por ciento. Óscar Ortiz continúa siendo la personalidad política más popular, con un 67 por ciento de aprobación.

El FMLN

“Las elecciones del 2012 nos dejaron lecciones muy grandes”

Miguel Sáenz Varela

Los resultados de las elecciones legislativas y municipales de marzo sorprendieron y conmocionaron al liderazgo del FMLN, pero no a muchos de los ex militantes del partido, los cuales lo han abandonado durante la última década debido a su desilusión por su rigidez, su falta de democracia y la carencia de comunicación entre la dirigencia y las bases. Tanto sus miembros como sus partidarios han quedado atónicos al observar las maniobras políticas, los disparates en el seno de la Asamblea Legislativa y la administración deficiente de una serie de municipalidades de inmensa relevancia en la capital, bastiones históricos del partido y que ahora se encuentran bajo el control de ARENA. Las devastadoras pérdidas representaron un brusco despertar para la dirigencia, la cual ha ignorado todos los llamados a la reforma; sin embargo estás pérdidas podrían haber abierto la puerta para efectuar cambios internos.

Recientemente, Miguel Sáenz Varela, Secretario Nacional del Municipalismo e integrante de la Comisión Política del FMLN, admitió que el partido falló en “no estar estrechamente vinculado a la población”, añadiendo que “hubo gente que realmente no respondía a las responsabilidades que se le encomendaron”. Sáenz explicó que el partido no puede establecer relaciones exitosas con las comunidades “sólo a través de folletos y panfletos”, sino que debe trabajar para buscar soluciones a los problemas existentes. Después de un “análisis profundo”, el partido se ha reorganizado en cada una de las municipalidades, con el propósito de recuperarse de las pérdidas de marzo.

“¡Adelante!”

El FMLN adoptó el eslogan de la campaña de Obama: “¡Adelante!”, a fin de fortalecer el “cambio” que inició el gobierno actual. El Presidente Mauricio Funes rechazó la invitación de asistir a la Convención Nacional. A pesar de que con frecuencia la relación entre el Presidente y el partido es muy cargada, Funes afirmó que reconoce y valora los esfuerzos y el arduo trabajo que efectuó el FMLN para llevarlo al poder. Durante la convención, el candidato presidencial Salvador Sánchez Cerén felicitó al Presidente Funes por tener “la valentía, la capacidad y la firmeza” necesarias para comenzar el proceso de cambio.

En su discurso durante la Convención, Sánchez Cerén describió al FMLN como el partido que representa a “la nueva izquierda… una izquierda capaz de ganar y de crear una sociedad pluralista, tolerante, inclusiva, amante de la paz y al servicio de la gente”. El candidato presidencial hizo un llamado al diálogo nacional con todos los grupos, incluida la empresa privada, a fin de establecer una plataforma para la gobernabilidad, una “sociedad productiva pero justa” con una “distribución de la riqueza para terminar la intolerable desigualdad”. El ex comandante guerrillero hizo énfasis en lo siguiente: “No podemos permitir un retorno al pasado” con otra administración de ARENA. Con respecto a la política exterior, Sánchez Cerén señaló que si resulta electo, el país se integrará a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), mantendrá su relación cercana con Cuba y abrirá relaciones diplomáticas y comerciales con China, sin romper con Taiwán.



Los candidatos del FMLN con sus familias en la Convención Nacional

Salvador Sánchez Cerén siempre ha sido uno de los líderes de mayor estima en el partido. Al respecto, el candidato a la Vicepresidencia Óscar Ortiz comentó que él es alguien que ha sido un luchador durante toda su vida, tiene un alto grado de credibilidad y se le aprecia ampliamente por su modestia: “Es una persona de palabra, directa y sincera”.

Unos días después de la convención, Sánchez Cerén publicó su libro titulado, “El país que quiero”, en el cual presenta su propuesta para lograr la gobernabilidad —en la que incluye un concepto del buen vivir—, describiendo su obra como ideas que deben debatirse y no como “verdades”. El economista Carlos Federico Paredes describió el libro como “el cruce de fronteras ideológicas… sin renunciar a las utopías y la protección de los desprotegidos”.

“No todos pensamos igual”

Óscar Ortiz

La decisión del FMLN de escoger a Oscar Ortiz como su candidato presidencial es audaz y también pragmática. La misma es un reconocimiento a su visión reformista del partido y una reflexión del análisis de la dirigencia sobre las pérdidas electorales —especialmente de los votantes independientes— y de los resultados de las encuestas. Durante la última década, la élite del partido ha condenado al ostracismo al popular alcalde de Santa Tecla. Según El Faro, en el 2007, José Luis Merino, líder del partido, ordenó a Ortiz y a Hugo Martínez, actual Canciller, que se pusieran a raya: “Ordenen sus pensamientos muchachos, retomen su identidad ambos, Hugo y Oscar, específicamente Oscar”. Según un diputado del FMLN, la decisión de admitir nuevamente a Ortiz “fue un ejemplo de la flexibilidad del partido”. En la convención, él aceptó la postulación “con humildad” y agradeció al partido pro su voto de confianza en “este servidor… en este revolucionario al igual que muchos de ustedes”.

Al preguntarle acerca de los años que se mantuvo al margen del partido, Ortiz respondió diciendo que el FMLN es una mezcla de dinámicas, corrientes, estilos, enfoques y estrategias diferentes; un partido que ha cometido errores pero que también ha tenido la habilidad de enmendarlos y ha tomado decisiones “audaces, inteligentes y adecuadas”, lo que incluye la selección de Mauricio Funes como su candidato presidencial para las elecciones del 2009. Ortiz también señaló que “no todos pensamos igual” y añadió que está consciente de la enorme responsabilidad que se le ha asignado.

Ortiz afirmó que el partido trabajará para establecer una amplia izquierda democrática. Él asumirá un papel activo en la campaña y de resultar electo desempeñará un papel mucho más central en la gobernabilidad que los vicepresidentes anteriores. Asimismo, Ortiz espera trabajar como equipo, tanto para ganar como para gobernar y desea instaurar un partido que sea “fuerte, abierto y dinámico, un partido que se conecta con la juventud”. Como alcalde de Santa Tecla durante cinco períodos, Ortiz ha logrado con éxito llegar más allá de las líneas oficiales del partido para organizar el apoyo comunitario, lo que incluye a los jóvenes. Él insistió que FMLN tiene la responsabilidad de instaurar “un gran puente” para que los jóvenes puedan participar en la política.

Como respuesta al asunto relativo a la relación del FMLN con Venezuela y la ALBA, Ortiz dijo que en años recientes ese país suramericano ha invertido $150 millones en El Salvador. Esta inversión es mayor que la de cualquier otra nación, pero El Salvador también tiene relaciones económicas con los Estados Unidos, a través del “Asocio para el Crecimiento” y la Corporación Reto del Milenio, así que “¿por qué vamos a hacer una bola ideológica con eso?” Ortiz explicó que estas son inversiones estratégicas y oportunidades económicas: “No veo por qué debemos asustarnos”. El Salvador tiene “sus propias características… y no tiene la capacidad de andar copiando modelos que nada tienen que ver con nuestra realidad”.

Seguridad

“En América Latina y en el hemisferio occidental, ¿quién ha podido bajar el 65

por ciento de los homicidios? ¡Nadie! Solo nosotros lo hemos hecho

David Munguía Payés, Ministro de Seguridad

El 22 de noviembre del 2011, cuando se nombró a David Munguía Payés como el nuevo Ministro de Seguridad, él prometió que reduciría la creciente tasa de homicidio en un 30 por ciento dentro de su primer año, mediante el uso de “más musculatura”, sugiriendo una guerra general contra las pandillas. Ahora, según lo afirmó, “esa musculatura… no significaba más policía, sino más inteligencia, involucrar a más actores”. La tregua —“una respuesta no ortodoxa”— forma parte de una mayor estrategia. Munguía Payés señaló que el Ministerio es parte de este proceso de tregua, pero no participa de forma directa en las negociaciones “con los grupos criminales, porque esa no es una política de nuestro gobierno”. La tasa de homicidio ha disminuido en un 39 por ciento desde principios de año y en un 60 por ciento desde que inició la tregua en marzo anterior. Como respuesta a las críticas persistentes, el Ministro solicitó una vez más que se de al proceso el beneficio de la duda: “El trabajo es una realidad, no es etéreo, no es una promesa, no es virtual sino que es real”.

Mientras tanto, los críticos continúan poniendo en tela de duda la integridad de la tregua. Si bien algunas iglesias evangélicas respaldan el proceso de paz, el líder de la Alianza Evangélica cuestionó el papel del órgano ejecutivo, los sobornos a los líderes pandilleros y la veracidad de los datos policiales sobre la cantidad de desapariciones. Antonio Rodríguez, sacerdote que ha trabajado con las pandillas durante la última década, y ha sido uno de los críticos más fuertes sobre la tregua, la describió como “un truco político… basado en una estrategia de chantajes”. Por su parte, la muy respetada directora del Instituto Universitario de Opinión Pública de la UCA, (IUDOP), señaló que la tregua no es digna de confianza o sostenible, y sugirió que se están manipulando las estadísticas del gobierno, “minimizando la presencia y el impacto de la criminalidad organizada”. Entre las muchas interrogantes que han surgido, Jeanette Aguilar preguntó si la tregua representa únicamente una distracción para facilitar un corredor logístico para el narcotráfico y sugirió que podría haber otras treguas ocultas. Según Aguilar, la UCA respaldaría un diálogo transparente, legal y responsable, pero sólo con la participación de la sociedad civil, las iglesias y la comunidad internacional, y con la aplicación de rigurosos métodos de verificación y seguimiento.

Municipalidades santuarios

El 22 de noviembre, Raúl Mijango y el Obispo Fabio Colindres, facilitadores de la tregua, emitieron una propuesta innovadora y audaz como la “segunda etapa” del proceso de paz. El concepto es localizar el proceso de reducir el crimen y la violencia comunidad por comunidad con el establecimiento de “zonas de paz” o “municipalidades santuarios”, tomando como base el movimiento de santuarios que surgió en los Estados Unidos y que albergó y protegió a los refugiados salvadoreños durante la guerra civil entre 1980 y 1992.

Bajo esta propuesta, un acuerdo “por la vida y la paz” en las comunidades participantes incluiría lo siguiente:

Los pandilleros acordarían un pacto de no agresión entre las pandillas, reducirían y erradicarían todas las actividades criminales, entregarían todas las armas y participarían en los esfuerzos de desarrollo comunitario.
Todos los ciudadanos, incluidos los pandilleros, tendrían libertad de movimiento.
La seguridad estaría en manos primordialmente de la policía comunitaria que buscaría a los delincuentes y se abstendría de llevar acabo operativos policiales masivos o por las noches.
La municipalidad ofrecería proyectos de desarrollo en las zonas en las que habitan los pandilleros.
Las autoridades locales, las empresas privadas y los donantes internacionales promoverían capacitación laboral y oportunidades de empleo a la juventud, incluidos los pandilleros que han renunciado a las actividades delictivas.
Los Ministerios de Salud y Educación ofrecerían consejería y servicios educativos a la comunidad de pandilleros.

Si bien la propuesta proviene de los facilitadores y no de los líderes pandilleros, presuntamente la misma cuenta con su aprobación. Raúl Mijango no nombró a ninguna comunidad que participará, pero él afirmó que serán diez en un futuro próximo. Una de éstas será posiblemente Sonsonate. En meses recientes, las autoridades locales y los líderes comunitarios de esta ciudad azotada por la violencia acordaron trabajar con los facilitadores para promover la paz.

La audaz propuesta podría resultar a fin de cuentas una noción descabellada. Los facilitadores comprenden que ésta sólo será posible con la participación de todos los actores, desde las instituciones gubernamentales y las iglesias, hasta la OEA, los donantes internacionales y las organizaciones no gubernamentales, y hasta las propias pandillas, lo cual incluye a las clicas disidentes o a los integrantes que todavía deben incorporarse al proceso. Algunos críticos denunciaron que la propuesta se trata de “santuarios criminales”, pero el Ministro de Seguridad dijo que sí aprueba la idea. Según lo anunció el Ministro, el gobierno la respaldará “en el marco de la ley”.

Finalmente, en el contexto de las dudas, las preguntas, las críticas, el pesimismo y el escepticismo que han surgido, el Padre José María Tojeira de la UCA expresó una nota de esperanza. Según lo comentó, la tregua “es histórica: Los pobres y marginados ya no están esperando hasta que los poderosos tomen un paso hacia adelante… Ellos están facilitando el proceso para nuestra sociedad”.

Lecturas recomendadas:

“The U.S. Election and Central America.” Héctor Silva Avalos.

“Holding Salvadoran War Criminals Accountable: The Massacre at University of Central America, San Salvador 1989. Kate Hayden, Consejo de Asuntos Hemisféricos.

Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]