Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Rescate Agónico: cuando el mercado no se hace cargo

Por Agustin Megido*

La operación de salvamento del banco estadounidense Bear Sterns, protagonizada por el banco JPMorgan Chase pero pilotada por la Reserva Federal (La Fed) con un crédito de hasta 29.000 millones de dólares, describe mejor que cualquier análisis académico la profundidad de la crisis bancaria en Estados Unidos.

En términos sencillos, la Fed ha intervenido en un mercado teóricamente libre para salvar de la quiebra al quinto banco de Wall Street, en situación muy apurada a pesar de las continuas rebajas de tipos de interés y de las inyecciones de liquidez en el sistema pensadas para evitar el colapso del crédito. Las opciones eran avalar una compra, es decir, una intervención mejor o peor maquillada, o la quiebra. Bernanke optó por la intervención y hay que decir que la decisión es sensata.

Resulta que, al contrario de la doctrina que difunden los neoliberales en El Salvador, la Administración republicana de Estados Unidos no le hace ascos al intervencionismo. Las consideraciones sobre el tan teorizado riesgo moral, es decir, la injusticia que supone la garantía final de una institución como el Estado para cubrir operaciones arriesgadas de grupos privados, se ha disuelto como un azucarillo.

La crisis de un grupo bancario con un pasivo de 200.000 millones de dólares no se limita a deteriorar una parte del mercado financiero; se propaga como un multiplicador perverso a una gran parte de la economía.

Se puede y se debe objetar que el crédito de la Fed no tenga el respaldo del Congreso. Porque debería ser la Administración quien tuviese la legitimidad para intervenir en situaciones de grave distorsión económica y la encargada de organizar los métodos de rescate financiero.

Si los gestores de Bear Sterns han conducido al banco a una situación insostenible y los accionistas lo han permitido, deben ser ellos quienes paguen las consecuencias del desastre.

Quizá Bear Sterns no sea el último caso de salvamento obligado de bancos en EE UU. Pero lo que sí está claro es que los reguladores estadounidenses tienen que mejorar, y mucho, los procedimientos de supervisión bancaria.

Más que debates estériles sobre riesgo moral, se necesitan procedimientos de inspección que eviten las prácticas de riesgo contra la solvencia bancaria .
*Miembro Colaborador de Salvadoreños en el Mundo, Licenciado en Economía y Administración de Empresas
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

8 comments :

  1. Menuda banda de chorizos!

    ReplyDelete
  2. Me pregunto desde la perspectiva de un ciudadano de a pie: los pequeños, y, en la mayoría de los casos, pequeñísimos accionistas de los bancos son culpables de lo que sus consejos de administración y grandes accionistas deciden para bien o para mal? Colocar en un mismo paquete a pequeños, medianos y grandes accionistas, es como mínimo mala fe, desvergüenza, cinismo, insensantez o burda ignorancia.

    ReplyDelete
  3. La Reserva Federal (Fed) de EE UU es independiente. En principio no es ideológica. No es su papel la de hacer Planes Quinquenales sino la de mantener la fluidez monetaria, contener la inflación, decidir cuánto circulante es necesario. Los progresistas, los que creen que el Gobierno es el mejor indicado para repartir, no la pueden tocar. Los liberales, los que creen que se debe dejar al mercado, a la sociedad de hombres libres decidir individualmente tampoco la pueden manipular.

    ReplyDelete
  4. Increible, el DIOS mercado, no es la solución, ahora es que EE.UU desubre eso, que el estado debe intervenir. Pero. el estado de intervernir para que otro grupo J.P. Morgan, al que no le faltan los cuartos, con dinero de los contribuyentes ( yo soy uno) puedan salvar a la junta de directores del Bear Sterns por su mal manejo de cartera. Por favor, ese dinero debio ser para organizaciones sin fines de lucro (Fanny Mae y otras) y ayudar a los que compraron casas y ahora las tinenen que desalojar, alli es donde ele stado debe intervernir.

    ReplyDelete
  5. Aunque les duela a los apologistas del mercado a ultranza los Sres. de La Fed si juegan a la politica todos los dias con sus decisiones, La mision de estos miembros del Board es tratar a toda costa mantener la supremacia de los USA en los mercados internacionales. Hoy vivimos y pagamos las consequencias de tener una pandills de bandoleros en la Casa Blanca.

    Francisco Mendez
    North Carolina

    ReplyDelete
  6. Amigos,

    Bonita Foto, muy acorde con la función que debe realizar el Estado para desatascar las anomalias del jodido mercado.

    ReplyDelete
  7. Muy buen análisis del Señor Megido. La intervención estatal, propia de la óptica neokeynesiana, la que fuera desmanetelada desde el Consenso de Washington a principios de los noventa, resurge ante la calamitosa situación económica que viven los estadounidenses, particularmente "los de a pié".

    No olvidemos que Bernanke es un exponente de la corriente neokeynesiana, que cree que los mercados no se vacían automáticamente como los liberales a ultranza.

    Las políticas implementadas en los últimos ocho años han llevado a numerosas situaciones de riesgo moral y acciones antiéticas, con sólo recordar al sector energético de California.

    No voy a discutir la autonomía de la Fed, pero sí fue sensata la decisión, creo, al considerar la propagación de crisis que hubiera supuesto dejar a Bear Stearns a su suerte. Otra cosa es el reclamo valedero de quienes señalan a los accionistas mayoritarios. No se qué dirán los abogados...pero una cosa es el papel y otra los hechos, al menos en política, en cualquier parte del planeta.

    Pero para una muestra un botón. JP Morgan es uno de los 8 donantes más grandes para las campañas electorales en los US. Transcribo lo que dijo Reuters un día después de que el Señor Megido publicara su excelente artículo:

    WASHINGTON (Reuters) - Eight of the 10 largest donors so far to the U.S. presidential campaigns are Wall Street banks, led by Goldman Sachs, according to research on Thursday from a political watchdog group.

    Goldman and its executives have pumped $1.7 million into the races, with 70 percent going to Democrats Barack Obama and Hillary Clinton, despite former CEO Henry Paulson's present job as treasury secretary for the Republican Bush administration.
    The Center for Responsive Politics said that securities and investment firms altogether have donated about $33 million to presidential campaign coffers, more than any other sector of corporate America, except lawyers, the center said.
    After Goldman, top-giving banks are Citigroup, Morgan Stanley, Lehman Brothers, Merrill Lynch and JPMorgan Chase, which is buying troubled rival Bear Stearns in a government-engineered bailout.

    ReplyDelete
  8. Sr. Carlos,

    Muy buen comentario el suyo. y a los hermanos lejanos muchas felecitacioness por tan formidable espacio.

    Es grato saber que finalmente la Diaspora inicia un foro, bien diseñado, organizado y nada de extremismos para decir las verdades.

    Los felicito a todos los responsables de este proyecto.

    Alfredo Reinosa

    ReplyDelete

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]