Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

La Diáspora en EE.UU. y los primeros 100 días de gobierno del presidente Nayib Bukele

Nayib Bukele da un discurso a la Diáspora en Washington 
Por Luis Reyes*
Washington, DC, 17 de septiembre de 2019.



No es posible evaluar la gestión de un nuevo gobierno en sus primeros 100 días de gestión.

Sin embargo, ese período, marca una tendencia y da lineamientos de cómo será la gestión gubernamental del nuevo presidente en los próximos cinco años.

Entre las promesas hechas durante la campaña electoral y el período de cumplimientos de estas, hay un largo trecho. Que se cumplan la mayoría de ellas depende de la factibilidad técnica y la viabilidad política de lo que se promete.

Mientras más promesas se cumplan, más credibilidad se gana y no se cae en el incumplimiento que descalifica la validez de los grandes logros que pueden ser alcanzados, y que hacen la diferencia entre buen y un mal gobierno.

Lo que sí se puede decir con propiedad, es que en estos primeros 100 días de gobierno, la población ha evaluado muy bien al Presidente Nayib Bukele y su percepción positiva es contundente: El país tiene un presidente que lidera las acciones que llevarán a El Salvador a convertirse en un país seguro, en el que la paz, que se comenzó a construir con los Acuerdos en 1992 se fortalezca y en el que se alcance el desarrollo anhelado.

Esa es la misma percepción que comparte y avala, un alto porcentaje de compatriotas que forman parte de la diáspora en los EE.UU. Particularmente, en este país, los primeros 100 días y la ejecución del plan "Control Territorial" se perciben como un gran éxito, especialmente porque se ha logrado reducir los homicidios.

Es importante mencionar, también el abastecimiento de medicinas en los hospitales; pues la escasez de medicamentos ha sido un mal que ha golpeado a los salvadoreños durante años y que ahora está mejorando.

Se reconoce que hay un esfuerzo genuino para formar la tan anhelada CICIES, una institución para combatir la corrupción y este también cuenta con el apoyo, no solo de la población, sino también de organismos internacionales como la OEA y la ONU.

Hay que destacar también, el fortalecimiento estratégico de la relación que tiene el país con EE.UU.

Esta relación es vital, pues de la misma, se derivaran mejoras sustanciales a corto y mediano plazo en materia económica, acuerdos comerciales, mayor cooperación y una posible nueva renovación del TPS, o en el mejor de los casos, un estatus permanente para los más de 250 mil compatriotas que residen en la nación norteamericana, que traería consigo seguridad para sus familias.

Sin duda, no solo los salvadoreños en el exterior, sino también, la comunidad internacional y gobiernos de diferentes países, podemos afirmar que el nuevo gobierno de El Salvador, cuenta con mayor confianza.

Podemos afirmar también, que hay trabajo coordinado entre las diferentes Carteras de Estado salvadoreño y que día a día, se están dando acercamientos positivos, con los diferentes sectores de la vida económica y social del país.

Por su parte, los partidos políticos y sus dirigencias deberían sumarse a estos esfuerzos junto a la población, pues este es un proyecto de país, que nos debe importar a todos los salvadoreños; de lo contrario, estarían condenados a pagar una alta factura política en las elecciones del 2021.

Tomando en cuenta, el rol político activo que la diáspora salvadoreña está tomando; así como la alta aprobación y el apoyo dado al gobierno, es que la confianza entre los salvadoreños ha crecido, pues hay un sentido de pertenencia e identidad con el Plan Cuscatlán y las diferentes acciones que el Presidente Bukele ha emprendido en estos primeros 100 días.

El gran reto a superar ahora, para mejorar los resultados de los primeros 100 días, es garantizar la sostenibilidad de los proyectos con el tiempo y con las acciones del mismo.

Puedo decir que se tiene conciencia de que en toda gestión hay también desaciertos, pero lo más importante, es lograr que estos sean mínimos.

Como diáspora, queremos estar más involucrados en la solución de los problemas de nuestro país. A pesar que las remesas que enviamos a nuestras familias, que por años han sostenido buena parte de la economía salvadoreña, queremos que se nos vea como actores principales de cambio.

Es necesario urgentemente crear incentivos y facilidades para la inversión de la Diáspora en nuestro país. Bien es sabido, que la mayoría de los salvadoreños en el exterior hemos aprendido y tenemos experiencia en la creación de cientos de empleos, de pequeñas y medianas empresas exitosas, y que muchos de nosotros gustosamente estaríamos dispuestos a replicar nuestros conocimientos como empresarios en nuestras comunidades y por ende, contribuiremos a la reducción de la emigración y la pobreza, que tanto daño lo causa a nuestros hermanos salvadoreños.

Por otro lado, es justo que se reconozcan nuestros derechos políticos, entregándonos la posibilidad de tener representaciones políticas en los gobiernos locales, en la Asamblea Legislativa y hasta, en el gobierno central, sin más demoras injustificadas.

Apoyamos y aplaudimos la iniciativa de amigos, organizaciones y sectores que abogan por nuestros derechos políticos, evaluando bien la idoneidad de las personas que aspiran a dichas posiciones y más importante aún, verificando rigurosamente el perfil de los ciudadanos y ciudadanas que deseen, a través de liderazgos, para garantizar la representatividad real que tienen dentro de nuestras comunidades, y la honestidad y honradez de nuestros aspirantes.

*Luis Reyes es empresario salvadoreño en Washington, DC.
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

2 comments :

  1. Se ha creado un ambiente optimista y positivo, veamos la sostenibilidad en el tiempo. La Cicies hay q organizarla sin hacer alaraca, sin amenazar, si no veremos a presuntos fugarse, calladitos mejor.

    ReplyDelete
  2. Estimado redactor, nayib esta librando una balla sin cuartel, con los.poderes faticos del pais, si, aunque nos.cueste creer, el poder esta aun hoy dia en los poderes faticos, la asamblea lejislativa como tal, esta legislando con una agenda de oposicion al presidente, el organo judicial sigue administrando justicia con una clara balanza a favor de la clase oligarca, si no veamos el extrano caso de tony saca, en donde se la da el beneficio al principal implicado, la fiscalia sigue trabajando en pro de poderes faticos, y asi podemos mencionar logicamente a las cupulas de arena y fmln, Nayib esta solo, solo Y LA MAYORIA DEL PUEBLO, ya sabianos que esto iba a hacer asi, nayib ya lo sabia, creo lo malo estubo y esta en PROMETER A SABIENDAS QUE NO TENDREMOS CONTROL NI PODER PARA CUMPLIR, lo digo por el caso del expresidente Funes en cuanto a su extradiccion, en fin Nayib es bueno, la gente no se equivoco, nayib tiene la voluntad, pero los poderes faticos siguen imperando!, ahora bien, la delincuencia, su control, puede ser su infortunio o su exito, espero que sea este ultimo, porque si lo logra estraria logrando el exito en las demas areas o rubros.

    ReplyDelete

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]