Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Miembros de la banda MS-13 grabaron la tortura y el asesinato de una adolescente en Virginia

Damaris A. Reyes Rivas, en una
fotografía proporcionada por su familia.
Wilmer A. Sánchez Serrano y otros nueve pandilleros acuchillaron y golpearon a la chica de 15 años. Una le advirtió: "Te veré en el infierno"

Un juez de Virginia imputó este martes al primero de los 10 acusados por participar en la tortura y asesinato de Damaris A. Reyes Rivas, una chica de 15 años, el pasado enero. Wilmer A. Sánchez Serrano, de 22 años, y otros integrantes de la banda MS-13 grabaron hasta cuatro vídeos con un teléfono móvil mientras acuchillaban y remataban a la joven con un palo de madera a las afueras de Washington, en el Estado de Virginia.

Antes de tomar su decisión, el juez mostró las grabaciones. La madre de Damaris, María Reyes, estaba en la sala. En las imágenes, la joven aparece con una camiseta negra y pantalones vaqueros blanquecinos, andando por un bosque al que le llevaron los pandilleros para increprarla por la muerte, una semana antes, de Christian Sosa Rivas, otro miembro de MS-13. Consideraban que Damaris, que había mantenido relaciones con Sosa Rivas, había colaborado en su muerte. Querían revancha.

La tragedia comenzó a media tarde del 8 de enero. Presionado por los agresores, un conocido de Damaris la recogió en coche, mintiéndole sobre adónde iban. Al llegar al Parque del lago Accontik, a 45 minutos de Washington, el grupo de delincuentes comenzó a interrogarla sobre la muerte de Sosa Rivas.

La amenazaron con cortarle un dedo. Le dijeron que tenían un rifle. Le gritaron. La acusaron de participar en el linchamiento de Sosa Rivas. Pese a las gélidas temperaturas, la obligaron a desnudarse en la nieve para sentir “el frío que sintió Sosa Rivas”. Y, al final, según los testimonios del investigador principal, la novia de Sosa Rivas, Venus Romero Iraheta, de 17 años, la apuñaló 13 veces. También utilizó el cuchillo para quitarle un tatuaje. “Te veré en el infierno”, le dijo a la quinceañera segundos antes.

El juez todavía no ha tomado una decisión respecto a la condena para Sánchez Serrano, que atravesó el cuello de Damaris con un palo. Iraheta será juzgada como un adulto pese a ser menor de edad. Tres de los acusados se han declarado culpables de las acusaciones.

Los violentos incidentes responden a la fuerte presencia en los alrededores de la capital de la banda de origen latinoamericano que el presidente Donald Trump ha amenazado con liquidar. La mayoría de los implicados provenía de El Salvador, donde el grupo tiene sus principales líderes. Con la llegada del republicano, las redadas contra ellos han aumentado ya que al ser delincuentes e indocumentados lideran la lista de posibles deportados. En mayo la policía de Los Ángeles detuvo a 21 miembros. Con relación al caso de Damaris, las autoridades arrestaron a 18.

Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]