Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

El Sueldo Mínimo en El Salvador

Por José Manuel Ortiz Benítez

En el Sector Recolección de Algodón, con la paga más baja en El Salvador, el sueldo mínimo pasa de $98 al mes a $200, aumenta  el 105%. En el Sector Comercio y Servicios, pasa de $251 a $300, sube el 19%.  La Maquila pasa de $211 a $295, crece un 40%.

El aumento entrará en vigor el 1 de enero de 2017 y afectará a unas 210,000 almas trabajadoras en El Salvador. La industria productora tendrá que pagar entre 11 y 12 millones de dólares más cada mes a la masa laboral por sus servicios, y entre $1 y $2 millones adicionales en las cuotas sociales y planes de ahorro y pensión de los trabajadores. El impacto total es  de cerca de $14 millones al mes en toda la economía nacional.

A modo de comparativa, el impuesto que pagan los salvadoreños al consumo por alcohol, gaseosas, cigarrillos y munición es aproximadamente de $15 millones al mes.

La Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) ha dicho que no está en capacidad de absorber el latigazo del aumento y ha decidido ir de inmediato a ponerle una demanda al gobierno de Sánchez Cerén en la ventanilla de turno de la Sala de lo Constitucional.

La ANEP sostiene que el aumento es disparatado y que provocará un efecto maligno a la ya maltrecha economía salvadoreña. El aumento que la ANEP tenía en el radar era del 4% para la mayoría de los rubros, por ejemplo, estaba de acuerdo a empezar a pagarle al Sector Recolección de Algodón un sueldo mensual de $102, es decir $3.40 al día.  En el Mercadito La Cruz de San Miguel el menú del día cuesta $2.00, el combo Big Mac mediano en McDonald’s cuesta a $6.99.

El gobierno del FMLN ha tomado el toro por los cuernos y ha hecho lo que tenía que haber hecho hace ya mucho tiempo, reconocer el valor del trabajo de la masa trabajadora más débil de nuestra sociedad y ajustar los sueldos acercándose más al costo de la canasta básica.

La ANEP, organizada impecablemente como un equipo de fórmula uno, retiró sus 2 representantes de la mesa de negociación del  Consejo Nacional del Salario Mínimo, dejando solos a los 3 representantes del Gobierno, y a los 2 del sector sindical.

Una vez más, les tocará a los 4 justicieros de la Sala de lo Constitucional ver el caso y deliberar sobre si el sueldo mínimo es constitucional o no. Caso fácil.

Mientras eso ocurre, los honorables hombres de La ANEP y del partido ARENA ya han dicho que tendrán que dar orden a sus gremiales productoras para aumentar el precio de los huevos, la leche, el queso, el maíz, el azúcar, el arroz, y los frijoles, para cubrir el aumento de la mano de obra en la cadena de producción, de tal manera que el aumento del salario mínimo al pobre trabajador quedará neutralizado. Es más, con el incremento de la canasta básica anunciada por La ANEP, el aumento del salario mínimo pasa del bolsillo del trabajador directamente a las manos del productor.  En la jungla el débil siempre pierde.

Con un poquito de simpatía por los más necesitados, La ANEP y ARENA pueden seguir comiendo carne gruesa, excelente pan, verduras frescas, frutas orgánicas y queso acompañado de buen vino, y absorber la medida salarial sin mayor dificultad, al fin y al cabo el impacto es solo de $15 millones dólares. Como hemos visto ya, en una campaña electoral se gasta mucho más y eso, a diferencia del sueldo mínimo, no ayuda a dar de comer a 210,000 almas salvadoreñas.

José Manuel Ortiz Benítez es columnista salvadoreño en la ciudad de Washington, DC. .
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]