Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Matrimonio de un salvadoreño en Berkeley

Por Manuel García*

Nunca olvidaré la tarde que conocí a mi futura esposa. Ella se encaminaba hacía al ascensor del séptimo piso de la International House, una residencia de estudiantes en la Universidad de California, Berkeley. Esa tarde de agosto del 1995, hacía un calor tremendo, y yo bajaba a la cafetería acompañado de mi nueva vecina, una mejicana rubia, de ojos azules, que parecía escandinava. Para Mónica, quien ha sido parte de mi vida desde que la conocí, nosotros, la mexicana y yo, éramos una extraña pareja.

La rubia de ojos azules hablaba un perfecto español, y yo, que aparentaba ser más del Sur de Asia que de El Salvador, hablaba también un español aceptable. Fue entonces que Mónica nos preguntó, ¿Vosotros que habláis español de dónde sois? Mónica hace broma de la metedura de pata que ella hizo al preguntarnos esa tarde de dónde éramos. Para mí, al ver a Mónica fue un flechazo a mi corazón. Sabía que ella iba ser mi esposa.

Fue esa tarde cuando empecé a conquistar el corazón de Mónica, aunque que debo confesar, con una táctica poco ética. Como ella no se había fijado en mí, yo tenía que encontrar la manera de llamar la atención y tenerla cerca. Fue entonces que pedí a mi amigo salvadoreño, quien estudió conmigo en UC Berkeley, que organizase un cumpleaños, el suyo, esa misma noche.

Mónica recién llegada de Barcelona, España, no tenía planes para salir ese sábado de agosto. Yo creía que ofrecer una fiesta, aunque falsa, iba darme la oportunidad de conocer más a esta bella española. A la fiesta falsa se apuntó Mónica, unas francesas más estiradas que la nobleza inglesa, un judío, un australiano, y varios estadounidenses, y por supuesto, la mejicana rubia de ojos azules. El judío, amigo mío, le compró a mi amigo salvadoreño un pastel de chocolate. Esa noche nos reímos, y estuvimos celebrando el cumpleaños falso de mi amigo hasta muy entrada la noche.

Meses después de aquel cumpleaños falso, le confesé a Mónica la verdad. Nuestra relación empezó a consolidarse, y poco a poco, nos empezamos a conocer. Yo le hablaba de El Salvador, de nuestra cultura, de nuestra comida. Ella me hablaba de de Barcelona, de España y de su familia. En 1996, Mónica, regresó a España, y yo regresé a Los Ángeles a buscar trabajo. Cada día hablaba con ella. Y cuando finalmente la pude visitar para la Navidad del 1996, un tío me dijo que yo estaba loco para ir hasta el otro lado del mundo a buscar una mujer. Ciertamente, estaba loco por Mónica. Mi primera Navidad en España fue inolvidable. Su familia me abrió la puerta. Lo triste fue regresar a Los Ángeles y dejar a Mónica en España. Y así empecé un peregrinaje, de ida y vuelta a España. Mónica, siendo hija única y nieta única, le era imposible dejar a su familia para aventurarse a una vida en Estados Unidos. En realidad, desgraciadamente, no le podía ofrecer una calidad de vida cómo la que tenía y tiene en España. Fue así que finalmente, decidí trasladarme a Barcelona a construir una vida con ella.

Muchos se sorprenden que después de tantos años viviendo juntos, y vivir en pareja, que hayamos decidido casarnos por la iglesia. Mónica y yo tenemos la convicción que el matrimonio, lleno de amor, lealtad, comprensión, es lo que sostiene a una familia, y en cierta medida, es lo que sostiene a nuestra civilización.

Sin embargo, el matrimonio es atacado cada día. De 10 matrimonios en España, 6 se divorciarán. El divorcio muchas veces es mejor que vivir en una relación hostil. La presión sobre el matrimonio aumenta cuando existen irreconciliables sumas de valores que dividen a la familia. El consumismo, el derroche desenfrenado también ponen presión sobre el matrimonio, y perjudica permanentemente a la familia, a los niños y a la sociedad en su conjunto.

El 17 de marzo del 2012, Mónica y yo, Dios mediante, nos daremos el sí en la iglesia. Esperamos que Dios nos bendiga, y nos ayude a llegar a nuestra vejez juntos.

© 2012 Manuel García es columnista salvadoreño
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]