Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

El FRENTE de Mauricio Funes encabeza las encuestas para elecciones del 2009

Según una encuesta de la Prensa Gráfica publicada el 15 de abril de 2008, El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) “está a la cabeza en las preferencias electorales de cara a las elecciones generales de 2009”.

La encuesta se llevó a cabo entre el 5 y el 8 de abril en la que se entrevistaron 1,500 personas con un margen de error del 2.6% + -

Aparentemente el FMLN se ha distanciado de su perseguidor, el Partido Conservador ARENA, con una espectacular ventaja de 9 puntos porcentuales, si se tiene en cuenta que en marzo del mismo año la ventaja sólo era de 1 punto porcentual.

Si la lucha solo fuera entre dos, la encuesta muestra una preferencia del 37.9% para el FRENTE y del 26.9%, para ARENA, una ventaja incluso mayor que la de los candidatos.

Si la muestra de la encuesta es científicamente representativa se podría afirmar con certeza que el pueblo salvadoreño aboga mayoritariamente por un cambio de Gobierno. Sin embargo, las encuestas no son ciencia cierta y habrá que esperar otros resultados y hacer comparaciones ociosas para calibrar la intención de voto del pueblo salvadoreño.


En todo caso, la encuesta es buena para el FRENTE, y para Funes ya que nunca en la historia de las encuestas salvadoreñas un partido de izquierda le había tomado la delantera a un partido conservador.

©Salvadoreños en el Mundo
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

5 comments :

  1. Amigos de Guancos en el Mundo, por favor continuen con esta clase de analisis al punto y diretos. Dado que hace mucha falta de esta clase de articulos de opinion en la prensa del pais. Que bueno que han creado este espacio para manifestar sus opiniones.

    Juan Castro
    Long Island, New York

    ReplyDelete
  2. "Si la muestra de la encuesta es científicamente representativa se podría afirmar con certeza que el pueblo salvadoreño aboga mayoritariamente por un cambio de Gobierno"

    Me gusta su analisis, se ve que estan en la jugada.

    SAludos

    Toño alvarado - N. Jersey

    ReplyDelete
  3. Dales en la madre Funes, llego la hora del cambio, ya no se puede vivir asi en esta pais.

    Armando - la union

    ReplyDelete
  4. Las encuestas son muy importantes para medir la preferencia de un partido u otro, pero no solo habría que ver si la muestra es representativa, sino que también a que parte de la población se le realizo esto icluye sector donde se realizó la encuesta. Acordemonos que el las elecciones pasadas el mismo fUNES en su encuesta boca de urna le daba el gane al FMLN y fue todo lo contrario. No nos confiemos con las encuestas, estas muchas veces no son fidedignas no por el que las realiza sino que la población muchas veces no le gusta decir verdaderamente sus preferencias, solamente los que son voto duro dicen con quien simpatizan.

    ReplyDelete
  5. América Latina en la tormenta
    Manuel Cabieses Donoso

    Todo indica que un exceso de entusiasmo nos llevó a considerar como procesos irreversibles los cambios políticos que se vienen registrando en América Latina en el último decenio. Lamentablemente, no es así. Varios países, incluso aquellos donde los cambios son muy moderados, como Argentina, sufren el embate de conspiraciones desestabilizadoras que recuerdan la forma en que se programó el golpe de Estado de 1973 en Chile.



    Las oligarquías han lanzado una contraofensiva en América Latina para detener este incipiente proceso de contenido revolucionario. La lucha por la justicia social, la democracia y la soberanía nacional ha despuntado otra vez en América Latina, pero es un proceso de lenta construcción que durante largo tiempo estará expuesto a golpes mortales. Se pretende hacer retroceder una vez más a nuestros pueblos. A riesgo de que parezca un lugar común, o una consigna, hay que decir que el Gran Director de las acciones públicas y encubiertas que se ejecutan contra varios gobiernos latinoamericanos es el Imperio norteamericano.




    Lo que hoy sucede es también la historia de ayer. De hecho la “guerra preventiva”, ese engendro monstruoso de Washington -que invoca un derecho divino a pisotear la soberanía del país que le venga en ganas-, ya ha hecho un ensayo contundente -e impune- con el ataque al campamento de las FARC-EP en territorio ecuatoriano, donde murieron ciudadanos colombianos, ecuatorianos y mexicanos. Hoy se sabe que la inteligencia, los aviones, los pilotos, las bombas y la tecnología utilizadas en esa agresión a Ecuador las pusieron los norteamericanos, que tienen bases aéreas en ambos países. El gobierno de Colombia se limitó a aportar la infantería militar y la fuerza policial que invadió suelo ecuatoriano para rematar a los heridos. También Colombia se encargó de las acrobacias diplomáticas en la OEA, donde logró reducir a un nivel tibio y formal la protesta por el atropello a la soberanía territorial de Ecuador.




    El gobierno del presidente Rafael Correa, que de manera resuelta ha puesto en práctica un programa de profundas reformas institucionales y sociales en Ecuador, enfrenta maniobras de toda índole que tratan de interrumpir ese proceso liberador. El gobierno democrático de Ecuador está construyendo una amplia base de sustentación popular, pero necesita tiempo y tranquilidad para cumplir su tarea. Se ha topado, como era de esperar, con un enemigo dispuesto a todo: la oligarquía ecuatoriana, dueña desde siempre de las vidas y haciendas del país y sombra tutelar de los gobiernos ecuatorianos, advierte el peligro que corre de perder definitivamente todo o buena parte de su poder si el presidente Correa persevera en cumplir su programa.




    Tal como ocurre en otros países -y así sucedió en la tragedia chilena- los medios de comunicación de la oligarquía, o sea casi todos, mantienen una guerra sicológica contra el gobierno del presidente Correa. Han puesto en práctica lo que una conferencia de periodistas de América Latina reunida en Caracas -enfrentada a la asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en esa misma ciudad-, ha calificado como “terrorismo mediático”. Esa forma específica y temible de terrorismo se aplica hoy en Ecuador, Venezuela y Bolivia. Bajo otras formas, más sutiles, pero con fines similares de amedrentamiento a los pueblos y de presión a los gobiernos, el terrorismo mediático también opera en Argentina, Brasil y hasta en Chile, último baluarte -con México y Colombia- del capitalismo neoliberal.




    El terrorismo mediático en su forma brutal, como se emplea en Venezuela, Bolivia y Ecuador, busca desestabilizar a los regímenes más avanzados del continente y provocar la caída de los presidentes Chávez, Morales y Correa como un castigo ejemplarizador a la rebeldía que desafía al Imperio. En su versión más extrema -la de Venezuela- el terrorismo mediático no trepida en ambientar el asesinato del presidente Chávez y hasta una eventual intervención militar norteamericana (que quizás se valdría de la mano mora de la Colombia oligárquica y militarista de Alvaro Uribe).




    Provocar rivalidades y enfrentamientos entre nuestros países, incluyendo guerras -como lo demostró la agresión a Ecuador- es parte de la campaña reaccionaria que se desarrolla para debilitar, someter o barrer a los gobiernos que provocan temor a las oligarquías y el odio de EE.UU. El surgimiento, a partir de 1999, de gobiernos como el de Venezuela -que ha optado por avanzar hacia el socialismo-; de Bolivia -cuya mayoría indígena ha pasado a dirigir un país que le era ajeno-; de Ecuador -que también se encamina al socialismo democrático y humanista-; de Nicaragua -donde el sandinismo, más allá de ambigüedades en sus tratos con la derecha, intenta reivindicarse históricamente-; más la presencia permanente e imbatible de Cuba, es un fenómeno contagioso que pone en peligro la dominación oligárquico-imperialista en América Latina.




    Es probable que el Gran Director washingtoniano, que ha demostrado ser capaz de cometer las más grandes vilezas y bellaquerías, decida aplicar cirugía mayor para extirpar a los gobiernos que desafían su poder. La perspectiva de que el Imperio promueva separatismos y secesiones, planifique magnicidios, provoque guerras artificiales entre naciones hermanas o lance una invasión como las de Iraq y Afganistán, no son delirios ni cuentos de camino en el cuadro actual de América Latina.




    Por eso la paz es fundamental para que los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador puedan consolidar los procesos de igualdad, justicia social y plena democracia en que se encuentran empeñados. Esa necesidad explica porqué el presidente Hugo Chávez -cuyo gobierno es el más amenazado de una agresión militar- hace los esfuerzos que se conocen para desactivar el peligro que representa para Venezuela la camarilla oligárquico-militar que gobierna en Colombia.




    Por otra parte, es evidente que una invasión norteamericana a Venezuela significaría la agresión simultánea a Cuba para cobrar las deudas pendientes con una revolución que no ha aceptado doblar la cerviz ante el Imperio.




    A medida que se acerca el fin del desastroso gobierno de George W. Bush, crece el peligro de que él y su cómplice, el vicepresidente Richard Cheney, decidan poner un broche de oro a su administración guerrerista con un ataque a Irán y -¿por qué no?- a Venezuela. Bush actúa como un sátrapa persa y cualquier crimen de lesa humanidad se puede esperar de su estilo demencial de gobierno.




    ¿Qué podemos hacer nosotros, chilenos, frente a las amenazas a los pueblos hermanos de Venezuela, Bolivia y Ecuador?




    Solidaridad y más solidaridad, desde luego. Pero una solidaridad activa y no retórica. Y sobre todo: levantar en nuestro país una alternativa política y social que nos permita incorporarnos y participar en la corriente que ha renacido en América Latina para luchar por la integración, la unidad y solidaridad de nuestros pueblos.

    ReplyDelete

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]