Política

[Politica][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

Comparativa Trágica: Caso Mari Luz y Caso Katya Miranda

Por José Manuel Ortiz*

En España, un despeado pederasta que debía estar tras las rejas por dos sentencias en firme de abuso sexual contra dos niñas menores, su hija de 5 años y otra chiquita de 7 del mismo barrio, está acusado de violación y asesinato de una tercera criaturita de 5 años, Mari Luz Cortés (foto izquierda), quien había desaparecido hace dos meses y que finalmente fue encontrada muerta el 7 de marzo de 2008 en estado avanzado de descomposición con señales de violación y maltrato físico en los alrededores de Huelva, Andalucía, España.

El caso ha despertado conmoción en la sociedad española. Nadie se explica como un matón, especialista en violar niñas de 5 años, haya evadido la cárcel por un fallo en la cadena administrativa de los juzgados, cuando había dos condenas firmes dictadas por un juez de instrucción.

El "monumental" despiste administrativo en la ejecución de la sentencia es de tal calibre que ningún poder del Estado ha dejado de sentirse concernido. Los señalamientos llegan a todo el aparato del poder judicial, desde el alguacil que mueve los papeles de las sentencias, el juez que dictó las sentencias, La Comisión Permanente del Consejo del Poder Judicial, hasta el Consejo General del Poder Judicial del Estado (CGPJ), la máxima autoridad del poder judicial dentro del sistema de justicia español.

Uno a uno han ido desfilando el Ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, el portavoz del CGPJ, Enrique López, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, y el propio Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero a dar explicaciones a la familia de la víctima, a pedir que se haga justicia en el caso de Mari Luz Cortés y que se “depuraran las responsabilidades hasta donde haga falta”.

Por su parte la familia de la niña asesinada ha entrado en un estado de “shock“ agudo al conocer que el presunto culpable tenía que estar tras las rejas, y no en la calle a sus anchas y al asecho de una tercera víctima.

El padre de la asesinada Mari Luz, Juan José Cortés, indignado, roto de pena y rabia, ha declarado que emprenderá acciones legales contra el Gobierno y el poder judicial del Estado español por «permitir errores en cadena que han derivado en que el imputado estaba en libertad pese a tener dos condenas por delitos de abusos sexuales» a menores. También aseguró estar «dispuesto» a llegar hasta el Tribunal de Estrasburgo, máximo tribunal de justicia en suelo europeo, para que «se depuren todas las responsabilidades en los errores judiciales». Bien distinta es la actitud del padre en el caso de Katya Miranda, en El Salvador.

“En casos como estos, es el padre, por ser emocionalmente más fuerte, el que sale al frente a luchar por la dignidad de su hija y por que se haga justicia”, dice el psicólogo, José Salmerón Pascual, especialista en terapia psicológica esencial en Madrid.

Por otro lado los medios de comunicación españoles han aireado la noticia a los 4 vientos y la familia, a pesar del dolor, se siente apoyada y arropada por el Estado de Derecho y la promesa de todos los funcionarios públicos de que se hará justicia tanto en la parte del delito cometido contra su hija como en la parte de los fallos y errores administrativos.

El apoyo de la sociedad española hacia la familia ha sido una avalancha de firmas que ha colapsado los servidores utilizados por la familia para recoger firmas electrónicas en apoyo al caso.

Desgraciadamente en nuestro país en el caso Katya Miranda han pasado 9 años y todavía, no hay ni culpables, ni promesas de los oficiales públicos, ni acompañamiento emocional hacia la familia, ni solidaridad de parte de los medios de comunicación, ni determinación real por parte de la Fiscalía General del Estado para solventar un emblemático y horrendo caso de violencia sexual y asesinato a una ciudadana salvadoreña de 9 años.

El gran apoyo institucional por parte de las instituciones y los oficiales públicos del Estado español contrasta con el gran vacío e indeferencia hacia la familia Jiménez por parte del Estado salvadoreño. “No he recibido ningún apoyo del Estado Salvadoreño en el caso; muy al contrario, ha sido el Estado el que se ha encargado de proteger a los asesinos de mi hija desde el principio, investigando por su lado el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE), casi amenazando a posibles testigos, prestando polígrafos de Casa Presidencial, negándose a enviar lo investigado a La Fiscalía General de la República y ascendiendo al padre de mis hijas y posible actor del crimen Edwin Miranda y a Godofredo Miranda a Jefe de la Unidad de Antinarcóticos, siendo éste el Segundo Jefe de la División de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil (P.N.C.), en aquel entonces y quien también se encontraba en el lugar de los hechos ” narra infelizmente la madre de Katya, Hilda Jiménez, invadida por un doloroso sentimiento de pena e impotencia, cuando le pregunté sobre los apoyos que había tenido por parte del Gobierno Salvadoreño en el caso ayer por la tarde.

En el caso de Katia Miranda, a diferencia del caso Mari Luz Cortés en España, no se está demandando al Estado por fallos y errores, que los hubieron y son demostrables, cometidos por la administración de justicia salvadoreña. Claramente no estamos a ese nivel. Sencillamente se le esta pediendo al Fiscal General de la República que actúe de oficio, que eche su caballo a andar, que abra el caso y que ponga a los testigos claves para dar con los culpables del asesinato y violación de Katya Miranda, antes de que pasen nada menos que 10 años y prescriba el caso.

Al igual que la familia de Mari Luz, la madre de Katya, Hilda Jiménez, pide solidaridad de la sociedad y de los medios de comunicación. Nuestra lista de firmas a penas llega a 250 firmantes, muchos anónimos, en el caso de Mari Luz, ya la han quitado del servidor por que en menos de 4 días superó mas de 600,000, con nombres y números de DNI (DUI).

En El Salvador ninguno de los medios de peso, los que llegan a todos los kioscos y a las salas de nuestro país, se interesa ya por el caso Katya Miranda.

La Democracia española empezó después del fallido golpe de estado el 23 de febrero de 1981 por Antonio Tejero que alzó una pistola y puso manos arriba a todos los diputados en el Congreso apoyado por la cúpula militar de entonces. La nuestra lo haría 11 años más tarde, el 16 de enero de 1992, después de la firma de los Acuerdos de Paz.

El Agravio Comparativo
En la simple comparativa democrática entre España y El Salvador, hay apenas 11 años de distancia. En la comparativa trágica de los casos Katia Miranda y Mari Luz, hay una eternidad. Me pregunto que nos ha pasado a los salvadoreños.

Miembro de Salvadoreños en el Mundo
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

12 comments :

  1. Las diferencias entre la democraicia Española y la Salvadoreña en 1975 eran praticamente nulas

    Solo un dato: Las mujeres en España tenian que pedir permiso de sus maridos o sus padres para abrir una simple cuenta bancaria.

    Que nos paso pues a los salvadoreños??

    ReplyDelete
  2. Al Sr. Ortiz

    "Me pregunto que nos ha pasado a los salvadoreños" bien sencillo, a nosotros nos toco vivier una guerra, mientras que los españoles ya la habian dejado atras.

    ReplyDelete
  3. Gracias a todos por apoyar el este esfuerzo. Todos los Katya Miranda.

    ReplyDelete
  4. Señor Ortiz,

    Magistral su analisis. Esperamos que todos los medios de nuestro pais actuen de forma solidaria. Este caso no tiene tintes ideologicos, pero puede que haya una mano peluda detras de todo esto. No se puede compensar con el ascenso a sospechosos de asesinato y violacion de una menor. Eso seria un escandolo en cualquier democria con principios.

    ReplyDelete
  5. Como periodista y cristiano exijo justicia para este caso, pues es uno de tantos en los cuales existe una impunidad sinverguenza y reiterada, como el magnicidio de Mon. Romero, el crimen de los Jesuitas, el asesinato García Prieto, en fin, un sinnúmero de atrosidades históricas en nuestro país que claman justicia. Los salvadoreños y la familia de Katya nos merecemos conocer la verdad sobre los hechos, al menos tomen este caso como ejemplificante. ¡Basta de impunidad!

    ReplyDelete
  6. La impunidad es producto del bajo nivel de evolución del país, en la medida que nos acerquemos a la vida espiritual, en cualquiera de sus formas estaremos ayudando a elevar la conciencia nacional. Nuestro trabajo individual afecta el universo.

    ReplyDelete
  7. La Fiscalía había ordenado su detención horas antes por presuntos vínculos con grupos paramilitares de extrema derecha.
    ...es una medida "que cerca más al presidente (Alvaro Uribe)".


    Esta peluda la situación para el clan Uribe.

    Pero es interesante observar que:

    - El Ministerio Público de Colombia tiene los pantalones bien amarrados para enfrentar a políticos poderosos.
    - Con el nudo en la garganta que le causa un posible error de algún miembro su familia, Alvaro Uribe se pronuncia a favor de la institucionalidad.
    - Valentia de las instituciones colombianas en investigar lacras pasadas y presentes, como lo son los grupos paramilitares de derecha.

    ¿es dificil ser valiente?

    En El Salvador, los políticos que lo gobiernan, no tienen esa mísma valentia.

    - Por ahi sale diciendo un diputado, que otro diputado de otro partido, tiene nexos con narcotrafico.
    - No uno, sino TRES diputados salvadoreños son asesinados con barbarie, y, silencio total.
    - Otro periódico dice que un "lobo" agazapado es el titiritero de otro diputado narcotraficante.

    ¿y nuestra fiscalia?

    ReplyDelete
  8. Se hará justicia en el caso de Katya M. cuando tambien a la madre le toque que le den una parte de la responsabilidad en ese hecho...Pues ella siempre ha comentado que sabia de las morbosas inclinaciones del abuelo y una madre que sabe que sus hij@s estan expuestos a un loco asi...JAMAS los deja solos aunque sea el abuelo, el padre u otro...

    ReplyDelete
  9. Son muchas las entrevistas en TV y periodicos, donde La madre de Katya dice que sabia que el abuelo era un degenerado...y aun asi ellas las dejo al cuido de esa familia "porque tenia un compromiso religioso"..Perdon, pero ella fué muy astuta en ponerse como victima cuando ella por omision, por no cumplir con el deber de cuidado las expuso a lo ..

    ReplyDelete
  10. tragicamente le ocurrio a la pequeña Katya...Soy salvadoreña, no tengo hijos, pero por DIOS que daria mi vida por mis sobrinos y me enfrentaria al mismisimo demonio si alguien intentara tocarlos...Por favor Hilda Jimenez...por su hija, acepte que usted tambien es responsable...Y somos muchos salvadoreños que pensamos igual..!!

    ReplyDelete
  11. Una jueza que conocio del proceso, le recordo a Hilda Jimenez, que como madre, ella no habia cumplido con su papel y que con los antecedentes conocidos, era la principal llamada a protegerlas.
    Logico hizo un teatro y a la pobre jueza la crucificaron...La verdad duele y solo falta que diga que estos mensajes son una "campaña sucia" contra ella que es "victima"

    ReplyDelete
  12. ...Asi que por favor, no le sigan el jueguito a esa mujer y pregunten por que ella no se quedo esa noche a pernoctar con sus hijas? cual fue la causa que le impidio quedarse?...Ojala tenga el valor de responder...y por fin, de aceptar que tambien es responsable...No en vano, ella misma dice...que solo 250 personas firmaron la peticion de justicia!!

    ReplyDelete

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]