Opinión

[Opinión][bleft]

Inmigración

[Inmigración][twocolumns]

James McGovern y Luis Reyes homenajeados por el Gobierno de El Salvador

Reconoce a congresista y a empresario
Por Grego Pineda

Los homenajeados fueron James McGovern, un luchador por los derechos humanos y el destacado empresario Luis Reyes

Foto cortesía de la Embajada de El Salvador en Washington

WASHINGTON - La Embajada de El Salvador ante los Estados Unidos de América entregó dos diplomas de reconocimiento creados por el Gobierno de El Salvador, a través de la cancillería para conmemorar el bicentenario del primer grito de independencia patria; uno de los reconocimientos lo recibió el congresista estadounidense James McGovern y el otro, el empresario Luis Reyes.

El embajador salvadoreño en Washington, Francisco Altshul, destacó que el congresista McGovern ha jugado un rol importante en tratar de que se conozca y se haga justicia en el caso del asesinato de los sacerdotes jesuitas y de líderes sindicales acaecidos en la nación centroamericana.

En su discurso de aceptación, el homenajeado congresista apuntó que “quiero decirles que El Salvador siempre ha ocupado un lugar muy especial en mi corazón; conocí El Salvador en un momento de lucha difícil, y su gente me ha enseñado sobre coraje y perseverancia para luchar por un nuevo día, por defender los derechos humanos. Los padres de la Universidad Centroamericana me enseñaron que siempre hay una obligación con los más pobres, por luchar por los derechos humanos. El Salvador es un maravilloso regalo para Estados Unidos y creo que mi país tiene una magnífica relación con su país”.

Un salvadoreño ejemplar

El embajador Altshul también reconoció con el título de Salvadoreño Distinguido a Luis Reyes, nacido en el Cantón El Tamarindo, del municipio de San Alejo, del Departamento de La Unión, e hijo de Juan María Reyes y de María Santos Girón.

En su discurso compartió a con los presentes algunos hechos y valores del homenajeado. “Don Luis es un excelente ejemplo de lo que los salvadoreños podemos hacer cuando tenemos la oportunidad de desarrollarnos. A base de trabajo este empresario destacado es dueño de uno de los restaurantes más famosos de Washington”.

También el diplomático destacó la solidaridad que Reyes ha patentizado con el pueblo salvadoreño en general y con la diáspora salvadoreña en particular, través de apoyar y promover varias causas que benefician o contribuyen a paliar las necesidades que aquejan a los hermanos compatriotas.

Luis Reyes quedó huérfano de padre a los diez días de nacido y a temprana edad junto a su madre y hermanos enfrentó las vicisitudes de haber nacido en un país abandonado a su suerte y esquilmado por una desigualdad social que años después derivaría en una conflagración que marcaría, por siempre, el destino del país.

“Uno de mis recuerdos más importantes de mi niñez fue cuando a los siete años de edad, me compré mi primer par de zapatos. Empecé a trabajar para subsistir cuando solamente tenía 6 años y luego fui a Nicaragua buscando un mejor porvenir”, relató Reyes en su emotivo discurso.

La vida tiene curiosas maneras de proteger a sus buenos hijos y desde esa perspectiva nos confiesa Luis Reyes que salió de El Salvador en 1977 “cuando tenía 15 años de edad pues no tenía futuro en mi país y quería un bienestar para mi familia, que siendo yo el responsable de ellos me sentí con la necesidad de buscar un mejor porvenir”.

“Al llegar a Estados Unidos me sentí muy contento y mi actitud era positiva y tenía un gran deseo de hacer bien las cosas y sobre todo con mucho ánimo de salir adelante y agradecido con la vida de estar en este país” dijo con alegría de quien recuerda sus años mozos.

Una vez establecido laboral, legal y socialmente en Estados Unidos, Luis forma una familia y los herederos de sus esfuerzos y sueños son un hijo y dos niñas a las que adora y apoya en sus propias metas personales así como su señora esposa.

Esta familia acompañó al Salvadoreño Distinguido la noche del evento y todos ellos mostraron amor y solidaridad pero sobre todo mucho orgullo y alegría por su padre. “Me gustaría que ellos me recordaran en un futuro como alguien que luchó mucho en su vida, que salí adelante a pesar de tanta adversidad, en fin, que me recuerden como soy en realidad: honesto, trabajador, solidario y humilde”.

Preguntado sobre su relación con El Salvador, Luis responde: “Estoy muy pendiente de todo lo que pasa en mi país, pues a pesar de todas las adversidades seguiremos trabajando para un nuevo El Salvador”.

Y es coherente con su discurso pronunciado en la ceremonia al haber dicho: “Quiero reconocer la apertura que tiene ahora nuestra Embajada con la comunidad salvadoreña, y quiero decirles que viniendo de mi país, de una pobreza extrema, siento un gran orgullo estar acá. Este reconocimiento significa mucho para mí y para mi familia”.

Reyes fue ovacionado por la franqueza y sencillez con que este hombre se sabe conducir; aún en estos ambientes diplomáticos.

Era menester, después de monitorear muy de cerca la interesante e intensa vida de Luis Reyes, preguntarle: ¿Qué sugerencia, mensaje o consejo le darías a los demás compatriotas que como tú, están luchando por un mejor futuro en USA?

“Pues yo diría que es importante ser perseverante, positivo, honesto y ser trabajador. Siempre hacer las cosas de buena fe y ser humilde.” Y por todo eso, sin duda, Luis Reyes es un “Salvadoreño Distinguido”.

Grego Pineda es escritor salvadoreño
Comentarios
  • Blogger Comentarios en Blogger
  • Facebook Comentarios en Facebook
  • Disqus Comentarios en Disqus

No comments :

Gracias por participar en SPMNEWS de Salvadoreños por el Mundo


Administración Trump

[Trump][grids]

Politica

[Politica][threecolumns]

Deportes

[Deportes][list]

Economía

[Economía][threecolumns]

Tecnología

[Tecnología][grids]

English Editions

[English Editions][bsummary]